La libertad es el botón de cada época, el broche medalla que premia la evolución.

jueves, 29 de noviembre de 2012

MALASAÑA

Querida Mala Sandra

Era tu cuarta, quizá la quinta vez que te sumergías en aquel panal 
de altezas bohemias, ese lugar que te hacía olvidar la razón 
por la que no tuviste tiempo para el arte. 
Te adentraste entre aceras de cemento agrio, redujiste el paso 
y sonreíste con los ojos…  





Esta vez era domingo y había llovido, las luces lucían tenues y su reflejo las encaraba hacia lo alto para ensalzar la magia del ambiente. 
La gente fumaba lo nunca escrito en postales de comunión 
y tú preguntabas, ya que careces de sentido de la orientación. 
Observabas a los demás violando la regla de la gran ciudad 
y cantabas en silencio los versos de Ismael serrano: 
“Ahora que nadie nos saluda por los bares de Malasaña, ahora que 
pido auxilio besos y comida por teléfono”. 

Demasiada belleza para ti, puede que te pueda...


Te advertí porque sabía que aquellas calles te inspirarían 
y no quería abusar de tus ideas. 
Pero no hubo manera, saltaron chispas de tus zapatos y sin más grillos, 
anduviste hasta la siguiente parada trazando
palabras que unirías en otro momento. 
“Si fuera trigo sería limpio, si fuera noche me enamoraría de día, 
si fuera puntual no sería yo…” 
Algunas tenían talento, como tú y como este barrio tan meloso.





Boina H&M. Camiseta Zara. Chaqueta negra, Anaïs. Falda Rastro







Boina Six. Pendientes Parfois.
Chaqueta Primark. Botines Stradivarius. Pantalón ancho Vera&Lucy








Tenéis varias cosas en común Malasaña y tú. Sois mujeres pequeñas entre hombros de hombres encantadores y versos libres dentro de un inmenso 
libro de poesía que habla de trabajo, dinero y sombras. 
Arrugas los ojos como ella estrecha sus calles cuando hace calor, te preocupa tu ombligo lo mismo que a ella la punta de sus esquinas y me alquilaste 
sin contrato, como hace ella con sus locales de décima mano.




Hubiera sido mejor que te fueras con uno de esos a los que adoras, 
los que cargan instrumentos a la espalda y se 
perforan con dilataciones de alma. 
Alguien de aquí que nada tuviera que ver conmigo, 
cualquiera de los que camina hacia ninguna parte, con capuchas, 
silbidos, mochilas y vinos de Tetra Brick, un sin libros…










A mi me hubiera encantado esperarte, pero sabes que no puedo...
            
              Siempre tuyo; El Paso del Tiempo




Agradecimientos a nuestros amigos de SIRIUS, 
por hacer que su negocio se convierta en una 
forma de vida repleta de luz, arte y diseño.
http://siriusmadrid.tumblr.com/




















MODELO: PATRICIA BERBELL
TEXTO Y ESTILISMO: EUGENIA SOLER



2 comentarios:

  1. amazing photos!
    XX

    would you like to follow each other?
    http://oohmarly.blogspot.com/

    ResponderEliminar